USA toll free call 858 3829502 / MEX +52 686 1461663 [email protected]

Ahora que estás buscando la posibilidad de crear la página web para tu empresa, tal vez hayas encontrado plataformas que ofrecen que puedas tu página web gratis con ellos. Existen numerosos sitios web que comunican a los empresarios “lo fácil y rápido” que es crear tu página web tu mismo, que intentan seducir a los emprendedores con mensajes como “si fuiste tan inteligente para montar tu propia empresa, cómo no vas a poder hacer tú mismo la web para tu negocio”. “Ahorrarás mucho dinero e incluso tiempo”. “¿Por qué gastar miles de pesos si puedes hacerlo tú mismo con pocos clicks?”. No son pocos los empresarios y emprendedores que compran esta idea y empiezan a dedicar unas horas al día y luego a la semana para hacer esto realidad. Es lo correcto, piensan, por qué se ahorrarán dinero y eso es lo mejor para un negocio.

Por muy atractivas que puedan parecer estas plataformas y el planteamiento arriba hecho, la realidad es que esta es una opción totalmente equivocada para cualquier empresa que quiera transmitir confianza y seguridad a sus clientes y usuarios. Reflexione en lo siguiente: ¿cuándo fue la última vez que viste algo gratis para tu negocio que valiera verdaderamente la pena? Con mucha suerte -y poco probable-, habrás visto una o dos cosas a lo sumo. Y posiblemente esas dos cosas hayan sido consejos. Podrías escalar la pregunta al nivel personal, fuera del negocio, y preguntarte cuándo fue la última vez que obtuviste algo gratis de auténtico valor. Y no hablamos del campo filosófico o biológico por lo que dejamos de lado conceptos como amor, aire, agua o amistad. Hablamos de objetos materiales o servicios tangibles o visibles. Objetos que pueden ser medidos en su valor económico. Lo cierto es que un sitio web gratis podría sonar ideal para algunos, no es para nada ideal para la mayoría de empresas, especialmente para una que desea destacar sobre su competencia y seducir a los usuarios para convertirlos en nuevos clientes. Si no nos crees, intenta ir a una cita de negocios vestido con ropa obtenida gratis en algún lado.

¿Cuál es la razón por la que esto no funciona?

¿Cuál es la razón por la que las páginas web gratis o prediseños dificilmente funcionan? La respuesta podría parecer obvia pero es invisible para muchos: los sitios web gratiso se ven gratis. Hay una razón clara para que esto suceda: todos estos están hechos en base a prediseños pensados en una gama muy generalista de negocios o enfocados a un sector (salud, abogados, restaurantes) dado que por su naturaleza, no pueden estar diseñados de manera personalizada para cada empresa. Si tú piensas que tu empresa es única, no puedes crear tu sitio web con plataformas creadas para miles de negocios “iguales”.

En general, estos sitios web parecen todos hechos por amateurs. Y el amateur es el propio usuario, o sea, tú. Cuándo empiezas a crear tu propio sitio web, pudiste pensar que era como armar un mueble de Ikea o seguir las instrucciones de Home Depot. ¿Tu reparación u obra funciona? Puede que sí, la cuestión es sí confías en que lo hecho es tan bueno como podría ser. ¿En verdad piensas que puedes hacerlo mejor que alguien especializado -sea un carpintero, un plomero o un diseñador gráfico?

La mayoría de las personas contestarán que no a las anteriores preguntas. La razón no es una cuestión de falta de capacidad (aún sin la falta de preparación académica y profesional) o de tiempo, la razón es que tú o el empleado a quien encargues esto no es un experto -aún si fuera un ingeniero en sistemas, más enfocado en redes que al desarrollo web. Si bien es cierto que una plantilla gratuita no requiere de conocimientos especiales para crear una página web, también es cierto que los empresarios que recurren a estas plataformas gratuitas enfrentarán muchas dudas a la hora de elegir entre las múltiples opciones que ofrecen, tanto en el aspecto de diseño como en el técnico de programación.

¿Cuál es el atractivo de las plataformas gratuitas? Está claro que es el precio, ¿cierto? Si no, ¿qué otra cosa tendrían de atractivo? Su fácil acceso, gratuito, hecho para todos, es supuestamente su gran ventaja.

No discutimos que esto podría ser adecuado para algunos. Depende del propósito y fin de la página web. Imaginemos que eres un profesor y quieres una página web gratis para estar en mejor comunicación con estudiantes, su padres y amigos (y aún en tal caso, existen plataformas especializadas para e-learning open source). La gran diferencia aquí es que en un caso así estamos hablando de comunicar y no de vender. Una empresa busca la rentabilidad mediante la oferta de productos y/o servicios. La primera opción es más cercana a un blog que a un sitio web profesional.

Sin embargo, salvo que tengas un monopolio local o regional, tu empresa tiene que competir con otras en el ramo que ofrecen los mismos productos y servicios, por lo que si éstas recurrieran también a plantillas gratuitas, es muy posible que la página web de tu empresa se parezca a la de tus competidores.

No pasemos por alto que es más probable que tus competidores se hayan tomado en serio la importancia de tener una página web y bien posicionada en Google, y que hayan hecho una inversión adecuada y dedicado un presupuesto a mantenerla y mejorarla constantemente. Empresas que invierten su dinero en que una agencia les diseñe un sitio web personalizado a las necesidades de su empresa, siguiendo el consejo de especialistas. Empresas que trabajan a la vanguardia y que entienden la necesidad de hacer las cosas como se deben hacer: profesionalmente.

Un sitio web gratis que no se verá diferente al hecho por tu vecino.

¿Qué mensaje transmite una empresa que no cuida su imagen a sus clientes y potenciales clientes? ¿Qué carece de suficientes recursos? ¿Qué ahorra en lo más esencial -con lo que tal vez ahorra en el servicio y producto que vende? ¿Su imagen personal es importante para ti? ¿Y la de tu empresa? Tu sitio web es un representante oficial de tu empresa o negocio y como tal, debe representante con una imagen que transmita confianza y seguridad.